Cuestionarios de Seguros

La información es el elemento vital de la industria aseguradora. Por lo tanto es crítico formular bien las preguntas de valoración que se le hacen al cliente. Tienen que ser claras y específicas. Todos los cuestionarios que se usan durante el proceso de reclamación tienen que estar redactados en lenguaje claro y deben contener las preguntas adecuadas a la información que se necesita recabar.

Recuerda, una respuesta es tan buena como la pregunta que se hace. Formular mal una pregunta puede llevar a que una compañía de seguros tenga pérdidas financieras que son fácilmente evitables. En otras palabras, un cliente puede malinterpretar lo que se le pregunta y contestar erróneamente o dar información que puede ser malinterpretada. Esto causaría que la aseguradora no valore correctamente el riesgo o pague una reclamación que de otro modo no sería pagada. Nosotros te podemos ayudar.

Trabajaremos contigo diseñando cuestionarios específicos para tu mercado objetivo o para posibles casos de reclamaciones. Te asesoraremos sobre qué estilo es el más apropiado al hacer las preguntas y qué lenguaje se debe utilizar, para que así quede todo claro. También podemos proporcionar una auditoria de tus cuestionarios y procesos actuales.

Simplificar las complicaciones es el primer elemento esencial del éxito.

George Earle Buckle